Abogados y procuradores ante la LOPD

Paradójicamente, dos de los colectivos que siguen estando más “despistados” en materia de Protección de Datos son los abogados y los procuradores.

Diariamente recibo llamadas de profesionales de ambos sectores que confiesan no tener ni la más remota idea de qué es esto de la LOPD, aunque no obstante son conscientes de que deberían haberse adaptado ya a la misma.

El problema de la adaptación es siempre el mismo: ¿cómo la llevo a cabo?

Yo siempre recomiendo que trates de informarte en la web de la Agencia Española de Protección de datos (www.agpd.es), que para eso está. Incluso tienen teléfonos de información. Me consta que no es fácil aclararse, una vez leída la web y si encima decides leerte la Ley y el Reglamento, terminarás mucho peor de lo que comenzaste y es probable que incluso sufras una ligera a la par que molesta cefalea…

No es que trate de desanimarte. Simplemente es así.

Abogados y procuradores, igual que sucede con otras profesiones (como todas las relacionadas con la medicina) manejan a diario numerosos datos de carácter personal de sus clientes, de los que, además, la normativa considera especialmente protegidos o sensibles, lo que supone más complicaciones a la hora de adaptarse a la LOPD.

En Málaga, mi colegio profesional – ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE MÁLAGA– se esfuerza en echar una mano a sus colegiados para que estén debidamente informados sobre su obligación de adaptación a la LOPD, a través de un servicio -del que me ocupo personalmente- en colaboración con esta letra de Málaga.

Lo puedes ver aquí y ,por supuesto, contactar conmigo cuando quieras:

http://www.icamalaga.es/portalMalaga/printPortal.do?urlPagina=/S015007019001/1243952151348_es_ES.html