Formularios web para recogida de datos

La Resolución de la Agencia Española de Protección de datos, de 22 de octubre de 2014 (resolución nº R/02359/2014), dictada en el procedimiento nº A/00221/2014, trata el tema de la falta de información al interesado (artículo 5.1 LOPD) en un formulario web, a través del cual se recogían datos personales.

Ni en la web, ni en el propio cuadro del formulario se incluía texto alguno sobre la finalidad de la recogida, destinatario de la información ni ninguno de los demás requisitos legales.

Recordemos que el artículo 5.1 de la referida norma, exige que los interesados que van a proporcionar datos personales, sean previa y expresamente informados:

a) De la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de éstos y de los destinatarios de la información.

b) Del carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas que les sean planteadas.
c) De las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos.

d) De la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

e) De la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.

A lo que se añade en el párrafo 2º que:

Cuando se utilicen cuestionarios u otros impresos para la recogida, figurarán en los mismos, en forma claramente legible, las advertencias a que se refiere el apartado anterior.

Una vez comprobado por la Agencia que –efectivamente- la web no contaba con información alguna, la misma concluye que existe incumplimiento de la LOPD y que la conducta estaría tipificada en como infracción leve en su artículo 44.2.c).

En este caso la Agencia decidió no imponer sanción a la empresa denunciado, sino apercibirle para que acreditase el cumplimiento de su obligación legal de información. Aunque al final ni siquiera fue preciso el apercibimiento, ya que la denunciada procedió a cumplir el requisito previamente.

No obstante, lo que debe quedar claro es que se trata de una conducta sancionable, que deberías tener en cuenta en todo momento, en relación con cualquier formulario de contacto o recogida de datos que pueda existir en tu web.