Consentimiento expreso

Una multa de 15.000 euros es la que se ha impuesto a TELEFÓNICA DE ESPAÑA, SAU, por vulnerar el artículo 11 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, encontrándose dentro del supuesto de las sanciones graves.

Se trata de la Resolución nº 2673/2013 de la Agencia Española de Protección de Datos, dictada en el procedimiento sancionador nº 316/2013.

El artículo 11.1 de la LOPD establece que:

Los datos de carácter personal objeto del tratamiento sólo podrán ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines directamente relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario con el previo consentimiento del interesado.

A continuación, indica el precepto una serie de excepciones a la obtención de dicho consentimiento.

Los hechos, en resumen, que dan lugar al procedimiento sancionador consisten en que un particular solicitó su exclusión de las guías de abonados, de tal modo que sus datos dejaran de constar publicados en las Páginas Blancas, pero a pesar de lo anterior la publicación se llevó a cabo.

Recuerda la resolución que el consentimiento del interesado –conforme a la previsión del artículo 11.4 LOPD- es revocable en cualquier momento.

En la normativa específica que regula la publicación de datos personales en guías telefónicas y similares, se deja bien claro que para proceder a dicha publicación antes habrá de contarse con el consentimiento expreso del interesado.

Se concluye que la voluntad del interesado no fue respetada, ya que el mismo manifestó su oposición a la publicación.

Además, la misma resolución impone otra multa de 4.000 euros a la empresa HIBU CONNECT, SAU, por infracción del artículo 4.3 LOPD (infracción grave), en su calidad de encargada de tratamiento, ya que era la entidad que se ocupaba de la edición y elaboración de la guía donde figuraron los datos del denunciante.