Censo promocional LOPD

Algunos misterios de la LOPD.

¿Te suena de algo el CENSO PROMOCIONAL?

No, el censo electoral, no.

Hablo del CENSO PROMOCIONAL.

¿Qué es eso? ¿Existe un censo promocional?

Hoy día, que yo sepa, no existe en la práctica.

El censo promocional sólo existe enunciado en la Ley, pero ni más ni menos que en una Ley Orgánica, la LOPD, o Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, ley que desarrolla un Derecho Fundamental: el derecho fundamental de protección de datos (artículo 18 CE y Sentencia del Tribunal Constitucional nº 292/2000, de 30 de noviembre).

El censo promocional viene definido en el artículo 31 de la LOPD (puedes comprobarlo tú mismo: te aseguro que está ahí):

Artículo 31 Censo promocional

1. Quienes pretendan realizar permanente o esporádicamente la actividad de recopilación de direcciones, reparto de documentos, publicidad, venta a distancia, prospección comercial u otras actividades análogas, podrán solicitar del Instituto Nacional de Estadística o de los órganos equivalentes de las Comunidades Autónomas una copia del censo promocional, formado con los datos de nombre, apellidos y domicilio que constan en el censo electoral.

2. El uso de cada lista de censo promocional tendrá un plazo de vigencia de un año. Transcurrido el plazo citado, la lista perderá su carácter de fuente de acceso público.

3. Los procedimientos mediante los que los interesados podrán solicitar no aparecer en el censo promocional se regularán reglamentariamente. Entre estas procedimientos, que serán gratuitos para los interesados, se incluirá el documento de empadronamiento. Trimestralmente se editará una lista actualizada del censo promocional, excluyendo los nombres y domicilios de los que así lo hayan solicitado.

4. Se podrá exigir una contraprestación por la facilitación de la citada lista en soporte informático.

La importancia de este tema es que el artículo 6 de la LOPD, establece que nadie puede hacer tratamiento de tus datos sin tu consentimiento, salvo algunas excepciones, como (párrafo 2º del artículo citado) puede ser que los datos figuren en fuentes accesibles al público y su tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo perseguido por el responsable del fichero o por el del tercero a quien se comuniquen los datos.

¿Qué son entonces esas fuentes accesibles al público? Ni más ni menos que las que indica el artículo 3.j) de la LOPD:

j) Fuentes accesibles al público: aquellos ficheros cuya consulta puede ser realizada, por cualquier persona, no impedida por una norma limitativa o sin más exigencia que, en su caso, el abono de una contraprestación. Tienen la consideración de fuentes de acceso público, exclusivamente, el censo promocional, los repertorios telefónicos en los términos previstos por su normativa específica y las listas de personas pertenecientes a grupos de profesionales que contengan únicamente los datos de nombre, título, profesión, actividad, grado académico, dirección e indicación de su pertenencia al grupo. Asimismo, tienen el carácter de fuentes de acceso público los diarios y boletines oficiales y los medios de comunicación.

Y ahí tenemos de nuevo al famoso CENSO PROMOCIONAL.

Este censo despertó en su momento muchas inquietudes por parte de las organizaciones de consumidores y usuarios, razón por la que tal vez no se haya desarrollado.

No obstante, la LOPD exige un desarrollo reglamentario para la regulación de este censo y el derecho a no estar incluido en el mismo.

Confiemos en el sabio legislador y recemos para que si algún día se regula este censo, se haga con coherencia y efectividad, de modo que no se vulneren los derechos de los titulares de los datos de carácter personal.

¿Ha sonado a sarcasmillo del mío quizá…?