SPAM

En su GUÍA PARA LA LUCHA CONTRA EL SPAM la Agencia Española de Protección de datos, ofrece una serie de consejos para prevenir el SPAM.
En la misma, el Spam o “correo basura” se define como todo tipo de comunicación no solicitada, realizada por vía electrónica. Es decir: cualquier mensaje no solicitado y que normalmente tiene el fin de ofertar, comercializar o tratar de despertar el interés respecto de un producto, servicio o empresa. Aunque se puede hacer por distintas vías, la más utilizada entre el público en general es mediante el correo electrónico.
Éstos son los consejos de la AEPD para prevenirlo (o al menos para intentarlo): 
 III.-Consejos para prevenir el Spam
La dirección de correo electrónico es el medio más utilizado para registrar la identidad de una persona en Internet y suele servir de base para la acumulación de información en torno a la misma. En muchas ocasiones contiene información acerca de la persona como el apellido, la empresa donde trabaja o el país de residencia. Esta dirección puede utilizarse en múltiples lugares de la red y puede ser conseguida fácilmente sin nuestro conocimiento, por lo que es necesario seguir una serie de normas para salvaguardar nuestra privacidad.
– Ser cuidadoso al facilitar la dirección de correo
Facilitar únicamente la dirección de correo a aquellas personas y organizaciones en las que confía y aquellas con las que quiera comunicar.
– Utilizar dos o más direcciones de correo electrónico
Es aconsejable crear una dirección de correo electrónica, que será la que se debe proporcionar en aquellos casos en los que no se confíe o conozca lo suficiente al destinatario. De este modo, su dirección personal será conocida únicamente por sus amigos o por sus contactos profesionales, con el ahorro de tiempo que implica no tener que separar correos importantes de aquellos no deseados.
Lo mismo se recomienda a la hora de utilizar servicios de mensajería instantánea.
– Elegir una dirección de correo poco identificable.
Los spammers obtienen las direcciones de correo electrónico de formas muy diferentes. Así navegando por la red, en salas de chat e IRC, o incluso en directorios de contactos o usando la ingeniería social. A veces compran incluso listas de correo electrónico en sitios web que venden los datos de sus clientes. Y, cuando todo esto falla, simplemente conjeturan.
Las direcciones de correo electrónico que se refieren a una persona como tal, suelen contener algún elemento que les identifique y son fáciles de recordar.
Esta forma de crear el correo permite a los spammers intuir las direcciones de correo electrónico. Por ejemplo, si su nombre es Jesús Fernández, el spammer probará con las siguientes opciones: jesusfernandez@…., j.fernandez@…., jfdez@….., jesus.fdez@…., etc.
Los spammers incluso cuentan con programas que generan automáticamente posibles direcciones de correo. Pueden crear cientos de direcciones en un minuto, ya que trabajan utilizando diccionarios, es decir, una lista de palabras que se suelen usar en las direcciones de correo. Estos diccionarios suelen contener campos como los siguientes:
• Alias
• Apellidos
• Iniciales
• Apodos
• Nombres de mascotas
• Marcas
• Signos del zodiaco
• Meses del año
• Días de la semana
• Nombres de lugares
• Modelos de coches
• Términos deportivos
• Etc.
Estos programas simplemente introducen datos en cada uno de estos campos e intentan varias combinaciones con todos ellos. Además añaden letras y números en las combinaciones, ya que se suelen introducir fechas de cumpleaños, edades, etc.
Para crear una dirección de correo electrónico y reducir el envío de Spam, sería conveniente no introducir campos que sean potencialmente intuíbles por el spammer.
-No publicar la dirección de correo
No se debería anunciar la dirección de correo en buscadores, directorios de contactos, foros o páginas web. En el caso de los chat, no se debe mostrar la dirección de correo electrónico en las listas de usuarios y no se debe comunicar a desconocidos.
Cuando envíe correos en los que aparezcan muchas direcciones, envíelas usando BCC o CCO (con copia oculta) para no hacer visibles todas las direcciones.
Si es necesario facilitar la dirección de correo electrónico en alguna web, envíela en formato imagen o escriba ‘at’ o ‘arroba’ en lugar de @. De este modo se puede evitar que lo capturen los programas creadores de Spam. Asimismo, si reenvía un correo, elimine las direcciones de los anteriores destinatarios: son datos de fácil obtención por los spammers.
– Leer detenidamente las Políticas de Privacidad y las Condiciones de Cancelación.
Si se va a suscribir a un servicio on line, o a contratar un producto, revise la política de privacidad antes de dar su dirección de correo electrónico u otra información de carácter personal. Puede que esta compañía vaya a ceder los datos a otras o a sus filiales y observe que no le suscriben a boletines comerciales, por lo que es conveniente saber la política de alquiler, venta o intercambio de datos que han adoptado tanto su proveedor de acceso a Internet como los administradores de los directorios y listas de distribución donde esté incluido. Capture la pantalla y páginas en las que compra y conserve los datos identificadores.
Además, lea los mensajes sospechosos como texto y no como html y desactive la previsualización de los correos.
No dude en ejercer los derechos de acceso y cancelación sobre sus datos ante estas empresas.
Sensibilizar a los niños sobre la utilización del correo y la mensajería instantánea
Los niños son objetivos ideales para promocionar información sobre la composición y las prácticas de consumo del hogar. Por eso es importante recordarles algunos consejos prácticos que ayudarán a evitar que el niño aporte datos personales.
Además, mediante la dirección de correo electrónico no se puede saber quien es el destinatario de correos que pueden tener contenidos no aptos para los niños.

Deja una respuesta