Reincidentes LOPD

Hablemos una vez más de nuestro campeón favorito de multas sobre protección de datos.

Lo has imaginado, sí: me refiero a VODAFONE.

Dos multas de 50.000 euros son las sanciones más recientes que he encontrado de la referida compañía, como se puede leer en la Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos nº 2469/2013, dictada en el procedimiento sancionador nº 325/2013.

Las multas son:

1ª. Una de 50.000 euros por infracción grave, al haberse vulnerado el artículo 6.1 LOPD.

2ª. Otra de 50.000 euros también por infracción grave, al haberse vulnerado el artículo 4.3 LOPD, en relación con el 29.4.

Es decir, se ha infringido el principio de consentimiento y el de calidad de los datos, notificándose los datos del denunciante a una lista de morosos indebidamente.

Otra vez, sí.

Resulta obvio, al menos para mí, que Vodafone no hace estas cosas por equivocación. Ni haciéndolo a conciencia, la peor de las organizaciones empresariales podría infringir de forma tan continua y reiterada estos preceptos. Qué duda cabe de que a Vodafone el tema le preocupa bien poco y en sus presupuestos anuales tendrán más que prevista la imposición de estas  sanciones y un buen seguro que las cubra.

En el supuesto que comentamos, VODAFONE contrató vía telefónica con un cliente, pero no dejó constancia mediante grabación ni otro medio de los términos pactados ni las condiciones en que se recogieron los datos de la persona en concreto.

Y aquí tenemos el tirón de orejas que recibe VODAFONE de la AEPD, diciéndole que se ha portado muy mal:

Es necesario destacar la grave falta de diligencia demostrada por la entidad denunciada que reconoce que dio de baja las líneas controvertidas en  febrero de 2011; que además existen reclamaciones ante la entidad en febrero y marzo de 2012 y por fax con fecha  13 de agosto de 2012 en el que el denunciante comunica a Vodafone la denuncia ante la Dirección General de Policía, en la que se indica que ha recibido la reclamación de unas deudas relativas a su nombre sin haber firmado, ni contratado con la compañía Vodafone. Además,  mantuvo el alta de los datos  personales del denunciante en los ficheros de solvencia patrimonial Asnef por deudas de  90,77 € y 374,91 € entre  el 12 de enero de 2012 y el 4 de agosto de 2012. Asimismo, incluyó los datos del denunciante en Badexcug por un importe de  90,77€ y 374,91 €entre  el 30 de enero de 2011 y el 5 de agosto de 2012 (hechos probados sexto y séptimo).

 

Y es que Vodafone no sólo vulneró el principio de consentimiento, sino que incluyó al denunciante en una lista de morosos, por una deuda incorrecta, que no era exigible, ni estaba vencida.

 

Y mis preguntas son: ¿Dos sanciones más a Vodafone? ¿Para qué? Es cuestión de días que vuelvan a hacer lo mismo y a ser sancionados.

¿Qué eficacia  tiene por tanto la normativa y la Agencia Española de Protección de Datos ante los infractores reincidentes?

 

Hoy por hoy, la respuesta es NINGUNA.

 

Deja un comentario