¿Cómo me adapto a la LOPD?

En mis años de experiencia profesional como abogada especialista en protección de datos, he ido constatando que “en la calle” reina una gran confusión sobre este tema.
Mis clientes oyen cosas muy extrañas…:  desde que la Agencia Española de Protección de Datos  me puede hacer la adaptación, hasta que para hacerla, tiene que venir un informático a mi empresa a instalarme algo en el ordenador…
No hay nada de cierto en estas creencias populares.
La protección de datos de carácter personal es básicamente una Ley Orgánica y un Reglamento que la desarrolla. En mi opinión, quien más debería saber en España de esta materia, es un abogado, ya que para eso ha estudiado una carrera y conoce el Derecho español.
En general, y salvo en casos de empresas de cierta entidad que necesiten actualizar su sistema informático porque tenga deficiencias graves, no vas a necesitar a un informático para adaptarte a la LOPD.
En realidad, tampoco necesitas a un abogado.
Puedes adaptarte tú mismo. Al igual que puedes  constituirte  tu empresa, llevar tus cuentas, hacerte tus impuestos y gestionar el resto de exigencias de tu negocio.
Incluso puedes, como dice mi buen amigo Antonio, realizarte a ti mismo una cirugía cardiovascular.
O encargársela al frutero de tu barrio.
Si buscas en Google, puedes encontrar de todo.