Publicidad por via eletronica

DIEZ ERRORES MUY HABITUALES EN MATERIA DE LOPD y LSSICE.

OCTAVO ERROR:

 

Voy a comentar hoy el tema de las campañas publicitarias por e-mail, tan frecuentes en la actualidad y en las que se siguen aún cometiendo tantos errores…

La mayoría de las empresas, profesionales y entidades que prestan servicios, antes o después recurren al correo electrónico u otros medios electrónicos para hacerse publicidad, anunciar nuevas actividades, eventos, o similares.

Se trata de un mecanismo rápido y gratuito cuyo uso está cada vez más extendido.

Y precisamente por eso, desde hace unos años el legislador viene regulándolo de forma restrictiva y la Administración vigilándolo, por lo que antes de recurrir a estas herramientas, debes tener en cuenta algunas cosas. Estas son algunas de las más importantes:

Primera: Las comunicaciones comerciales por vía electrónica, están expresamente reguladas en los artículos 19 a 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSICE), así como regidas por su normativa propia sobre publicidad.

Segunda: Si haces una campaña publicitaria por e-mail, tendrás que tener en cuenta siempre la LOPD, en especial en lo referente a obtención de datos personales, información a los interesados y creación y mantenimiento de ficheros de datos personales.

Tercera: En estas comunicaciones, tiene que quedar clara la naturaleza publicitaria del mensaje, así como su remitente. Por ejemplo: en los correos electrónicos, al inicio, tiene que aparecer la palabra PUBLI o PUBLICIDAD.

Cuarta: El artículo 21 LSSICE prohíbe terminantemente que se envíen comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico o medio equivalente, que antes no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios.

Enviar correos no solicitados a alguien para remitirle publicidad, se considera SPAM y es ilegal.

No lo vuelvas a hacer, pues te enfrentas a multas de importante cuantía (hasta 150.000 euros).

No obstante, también es cierto que sí tienes una relación contractual previa con tu cliente y te limitas a enviarle publicidad relacionada con tus propios productos o servicios, similares a los que él te contrató inicialmente, no cometes ninguna infracción.

Quinta: Si recurres a la publicidad por vía electrónica, siempre tienes que poner a disposición del destinatario, un medio sencillo y gratuito que le permita oponerse al tratamiento de sus datos, tanto cuando le recojas los datos inicialmente, como en cada una de las comunicaciones que le envíes. En concreto, si recurres al correo electrónico, obligatoriamente has de incluir una dirección electrónica válida donde se pueda ejercer este derecho.

Deja un comentario